tipos de sensores

Los tipos de sensores más usados: definición y funcionalidad

Los sensores desempeñan un papel protagonista en la industria 4.0, siendo clave para el control de cualquier línea de producción automatizada. Por ello, como empresa de automatización industrial especializada, hoy en Elecproy te vamos a contar todo lo que debes saber sobre los sensores industriales.

¿Qué es un sensor?

En un primer momento, todos tenemos más o menos claro de que se trata, pero, ¿realmente sabemos qué es un sensor? ¿Cómo lo describirías si tuvieras que explicar en qué consiste o cuál es su funcionamiento?

Pues bien, un sensor es un dispositivo capaz de detectar distintos estímulos del exterior, transformándolos en impulsos eléctricos a través de un transductor que posteriormente serán interpretados por ordenadores o máquinas específicas, que las analizan, los procesan y transforman con el objetivo de generar una respuesta, que podría ser encender una alarma o abrir una puerta.

Podríamos decir que los sensores son traductores que están capacitados para explicar cualquier propiedad existente en el ambiente, ya sea física, química, lumínica, sonora, etc., en un lenguaje común y entendible para las máquinas.

Tipos de sensores: ¿qué función cumplen?

Una vez sabemos qué es y en qué consiste, vamos a ver los diferentes tipos de sensores que existen, los cuales varían en función de la variable que tengan que detectar o medir. Cada uno de ellos cuenta con unas propiedades y características únicas que hacen que sean muy útiles en ciertos escenarios.

Sensores de color

Los sensores de color se caracterizan porque son los únicos capaces de convertir la luz en frecuencia, con el objetivo de detectar los colores de ciertos objetos, a raíz de la radiación reflejada. Su funcionamiento se basa en realizar una comparación de estas radiaciones con los valores de referencia guardados.

Un sensor de color emite tres tipos de luz (roja, verde y azul) directamente sobre los objetos que van a analizar. Por último, estos sensores generan una respuesta o señal de salida.

Sensores de contacto

Los sensores de contacto detectan el final del recorrido de un componente mecánico, o lo que es lo mismo, cuál es su posición límite.

Un ejemplo de estos sensores son los que abren las puertas de forma automática, los cuales están muy presentes en puertas de garaje o ascensores. Con este tipo de sensores, cuando las puertas están totalmente abiertas, el motor sabe que debe detenerse.

Sensores de distancia

Los sensores de distancia están preparados para medir distancias, permitiendo conocer con exactitud qué distancia hay desde un punto X a un punto Y. Además, algunos de ellos también son capaces de actuar como sensores de presencia o movimiento.

El infrarrojo es el sensor de distancia más habitual, el cual se basa en un sistema de emisión y recepción de radiación. Pero no es el único, ya que también está el sensor ultrasónico o los receptores de ondas de alta frecuencia.

Sensores de humedad

Los sensores de humedad miden la humedad relativa y la temperatura que hay en el ambiente de un espacio concreto, y actúan enviando una señal acondicionada mediante una serie de circuitos integrados que llevan integrados. El resultado de esta medición se transmite a impulsos eléctricos, en la mayoría de casos, para disparar un mecanismo mayor.

Este tipo de sensores son fundamentales en el interior de máquinas industriales que trabajan con componentes químicos, para medir el líquido que puede haber dentro de un depósito, detectar una posible fuga en una caldera, etc. Muy útiles, tienen un margen de error muy pequeño.

Sensores de luz

Unos de los más populares son los sensores de luz, los cuales responden al cambio de intensidad en la luz, permitiendo así la presencia de luz en un espacio.

Estos dispositivos electrónicos detectan la luz visible, que es la que es capaz de percibir el ojo humano, respondiendo en función de la intensidad de la misma.

Uno de los ejemplos más claros es el de la célula fotoeléctrica, un dispositivo cuya función es transformar la energía que emite la luz en energía eléctrica, utilizando para ello un efecto fotoeléctrico. Es el dispositivo encargado de generar energía solar fotovoltaica.

Sensores magnéticos

Los sensores magnéticos detectan los campos magnéticos producidos por las corrientes eléctricas o imanes.

Un ejemplo lo encontramos en los interruptores Reed, compuestos de dos láminas metálicas que están en el interior de una cápsula, y en presencia de un campo magnético, se atraen entre ellas cerrando el circuito.

Sensores ópticos

Los sensores ópticos detectan la presencia de un objeto o persona que se encuentra en medio de un haz de luz que llega hasta el sensor.

El ejemplo más conocido es el de las fotorresistencias, muy utilizadas en el campo de la robótica, que regulan el movimiento de los robots, teniendo la capacidad de detener sus movimientos antes de que tropiecen con un obstáculo.

Sensores de posición

Un sensor de posición permite conocer la ubicación de un objeto determinado, y se caracteriza porque cuenta con un sistema electrónico único, que permite determinar la posición del objeto de forma precisa.

Sensores de proximidad

Los sensores de proximidad son capaces de detectar la presencia de un obstáculo, que puede ser un objeto o una persona, sin que sea necesario que exista un contacto. Algunos de estos sensores también pueden ser configurados para que midan la distancia.

Sensores de sonido

Los sensores de sonido cuentan con un micrófono o un sistema de sonar que puede captar los sonidos del exterior. Estos sensores reciben unas ondas de sonido que se propagan a través del aire y posteriormente son detectadas por el sensor.

Son muy utilizados para recibir estímulos del exterior en forma de órdenes, de manera remota.

Sensores de temperatura

Los sensores de temperatura nos aportan información sobre la temperatura que hay en el ambiente, a través de unos impulsos eléctricos. Son muy útiles para controlar la temperatura que hay en el exterior de forma precisa.

Sensores de velocidad

Por último, están los sensores de velocidad, diseñados para determinar la velocidad a la que se mueve un objeto, que en la mayoría de casos suele ser un vehículo. Estos sensores están dentro de los radares que nos encontramos en las carreteras y que detectan si un vehículo circula a una velocidad superior a la permitida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =

ELECPROY AUTOMATIZACION Y ROBOTICA INDUSTRIAL SL - Pol. Industrial El Racó, Calle Tramuntana nº 7, 46612 CORBERA / Valencia - ESPAÑA